¿Qué gastos derivados de un viaje de trabajo son deducibles en el IRPF?

El pasado 6 de abril tuvo lugar el pistoletazo de salida del periodo de presentación de la famosa Declaración de la Renta y, como lleva siendo habitual en los últimos años, su arranque provocaba un auténtico colapso en la página web de la Agencia Tributaria. El aluvión de solicitudes de borrador realizadas desde primera hora de ese día hizo que la página habilitada por el organismo estuviera registrando problemas de conexión hasta última hora de la tarde. A día de hoy, el ritmo de presentación de declaraciones casi duplica las contabilizadas el año anterior a estas alturas del plazo oficial.

Y si realizar esta declaración suele traer de cabeza a más de uno, en el caso de tener que reflejar en ella los gastos e ingresos derivados de los viajes de trabajo, la cosa se complica aún más. Por este motivo, hoy queremos aprovechar nuestra especialización en el desarrollo y comercialización de software de control de gastos para contarte cuáles de esos costes pueden deducirse en el ámbito del IRPF y cómo, si tu empresa posee una herramienta como TNSJ, podrás reflejarlos de manera más rápida y sin errores.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) considera rendimientos de trabajo tanto los salarios percibidos durante el año fiscal como aquellas remuneraciones que hayan tenido lugar en concepto de representación, dietas y viajes. ¿Quiere esto decir que deben declararse todas las remuneraciones que se derivan de un viaje y que ninguna es deducible? No exactamente, tal y como te vamos a explicar a continuación.

– Gastos de representación: Este tipo de ingresos deben constar siempre en la Declaración de la Renta al considerarse un tipo de remuneración más que pasa a unirse con los rendimientos del trabajo (salario).

– Gastos de locomoción, manutención y estancia: Las remuneraciones recibidas para hacer frente a estos gastos no están sujetas a la retención del IRPF siempre que:

* Se consideren una compensación al trabajador por desplazarse fuera del municipio de su lugar de trabajo o del que constituya su lugar de residencia habitual para realizar su trabajo.

* Las cantidades recibidas se encuentren dentro de los límites reglamentarios, ya que superados esos límites, tendrán que declararse tanto si se trata de gastos locomoción como si se trata de gastos de estancia y manutención.

 

Recopilar qué gastos derivados de un viaje de trabajo cotizan en el sistema tributario y están dentro de los límites máximos reglamentarios puede convertirse en una tarea muy compleja salvo que tu compañía disponga de una aplicación como TNSJ, la mejor forma de optimizar este proceso de clasificación y compilación de datos, facturas, tickets y demás documentos que rodean la realización de los viajes de trabajo.

Una gestión rápida y eficaz de estos gastos como la que permite TNSJ de Sarce, facilitará no solo la confección de la Declaración de la Renta de los empleados al encontrarse todos los gastos digitalizados, sino que contribuirá a sacar el máximo provecho de las ventajas fiscales aplicables, lo que resultará positivo tanto para la empresa como para el trabajador.

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia más información

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo.

Chiudi